Transición energética

La Comunitat Valenciana debe situarse como objetivo la descarbonización de su modelo energético en el menor tiempo posible para lograr una reducción significativa de las emisiones pero también para lograr una mayor soberanía a través de la producción de energías renovables en nuestro territorio. El gran desarrollo tecnológico y el espectacular descenso de costes disipa cualquier duda sobre la competitividad de un modelo basado en energías de origen renovable. Ese proceso se debe combinar con el ahorro energético proveniente de las edificaciones y un sistema de movilidad más eficientes.

1) Aprobación de una Ley de Energía y Cambio Climático que posibilite satisfacer para 2050 el 100% de nuestra demanda energética a través de fuentes limpias, renovables y sin emisiones así como reducir en 2030 la factura energética final en el 25%.

2) Creación de una empresa pública de energía, como ya ha hecho el Ayuntamiento de Barcelona, con capacidad para competir en el mercado y con fuentes completamente renovables.

3) Se garantizará que el suministro eléctrico de los edificios e instalaciones públicas dependientes de la Generalitat sea de fuentes completamente renovables y certificadas al final de la legislatura, fomentando el autoconsumo en las instalaciones públicas y el uso sostenible de biomasa local en zonas forestales.

4) Plan Valenciano de Rehabilitación Energética de Edificios y Viviendas, en estrecha colaboración con los municipios y con dotación presupuestaria suficiente para lograr el objetivo de rehabilitar el 2-3%  anual de nuestro parque total de viviendas de alrededor de 2.5 millones a partir de 2020. Este plan incluirá programas de formación y reciclaje de trabajadores en el sector de la eficiencia energética y las renovables.

5) El transporte público y los vehículos dependientes de la Generalitat en que sea técnicamente posible pasarán a estar propulsados por sistemas eléctricos. Además se prestará apoyo técnico y financiero a aquellos Ayuntamientos que se comprometan con la movilidad sostenible.

6) Se creará un plan de incentivos al autoconsumo eléctrico de modo facilitando la generación distribuida de energías renovables e incrementando el ahorro en las facturas. Para el 2030 proponemos tener instalados 1.800 Mw de potencia en el conjunto de la Comunitat Valenciana (700 Mw en 2024).

7) Plan de erradicación de la pobreza energética, estableciendo tarifas sociales que se adapten al nivel de renta y de las características específicas de las familias.