Generar empleo de calidad

La economía valenciana es cada vez más dependiente de un sector servicios de bajo valor añadido. La pérdida de vitalidad de algunos de nuestros sectores industriales más importantes es un hecho y la necesidad de adaptación una necesidad. La transción ecológica hacia una economía limpia, circular y baja en carbono, supone una gran oportunidad para relanzar nuestra industria, relocalizarla y modernizarla. Además es también una oportunidad para transformar el modelo de relaciones laborales y el mercado de trabajo basado en la precariedad, las malas condiciones de trabajo y los bajos salarios. Recuperar la capacidad de negociación de los trabajadores y productores, cerrar la brecha retributiva entre mujeres y hombres o invertir en sectores que generen empleos verdes y de calidad son algunos de los retos que tenemos por delante.

1) Impulsar la reindustrialización mediante las inversiones públicas productivas la modernización de los clústeres industriales tradicionales de la Comunitat Valenciana en colaboración con los empresarios locales al tiempo que se erradican prácticas abusivas contra los trabajadores y de contaminación del entorno.

2) Plan para el impulso de polígonos industriales renovables y conectados. Muchos de ellos se encuentran en malas condiciones de mantenimiento y con importantes déficits de infraestructuras e instalaciones especialmente para los nuevos planteamientos de la industria 4.0. Es necesario un nuevo impulso al “plan renove” que contemple aspectos clave como la energía renovable, la eficiencia energética, las infraestructuras de conexión digital, los procesos de reciclaje y reutilización de materiales o la movilidad eléctrica y sostenible.

3) Llevar a cabo proyectos de inversión pública directa e indirecta, a través de ayuda financiera y apoyo técnico, en sectores emergentes como la economía digital y las renovables fomentando además los proyectos empresariales bajo forma cooperativa.

4) Fomento del comercio local y de cercanía en colaboración con los Ayuntamientos, restricción de las prácticas abusivas de las grandes superficies y impedir el aumento desmedido de macro centros comerciales mediante la aprobación del PATSECOVA.

5) Favorecer el ejercicio del derecho de todos los trabajadores para organizarse, sindicarse y negociar colectivamente. Para ello habrá que democratizar el diálogo social y reconocer las nuevas experiencias de sindicalismo social emergentes.

6) Aumentar los controles para acabar con la brecha retributiva entre mujeres y hombres, la discriminación en la tipología de los contratos, el ascenso en la carrera profesional y las prácticas de acoso sexual.

7) Creación de un plan de conciliación familiar que destine recursos para las y los autónomos durante las bajas de maternidad, que facilite la adaptación de horarios y el trabajo desde casa.

8) Plan de retorno de investigadores y apoyo técnico y financiero a los titulados que desarrollen iniciativas empresariales especialmente bajo forma cooperativa. Rebaja de las tasas universitarias, aumento de las becas y en FP con el fin de apoyar los proyectos de investigación y desarrollo vinculados a la digitalización y a la transición ecológica.